lunes, 3 de junio de 2013

Asignación 1: Transformaciones

     El objetivo de la 1ª semana de trabajo es: “Reflexionar sobre los cambios que se viven actualmente en la educación, dado el contexto global que se vive” y, en este sentido, se plantea como actividad lo siguiente:
      “Identifica una institución educativa que te sea familiar, ya sea porque trabajas en ella, estudias ahí o incluso es la escuela de tus hijos. Considera el contexto que rodea a dicha institución: ¿cómo enfrenta la institución los principales retos y demandas de la población que atiende? ¿Cómo los prepara para retos futuros? ¿Cuáles son los últimos cambios o innovaciones que ha adoptado la institución? ¿Por qué crees que haya realizado estos?” 
   La institución seleccionada es un plantel oficial de la modalidad de Educación Especial, ubicado en la parroquia San Pedro del Municipio Libertador, en el Distrito Capital, dependiente del Ministerio de Educación Popular para la Educación. (MPPE). El plantel fue fundado el 1º de octubre de 1975, atendiendo las directrices político-administrativas y los lineamientos emanados por la Dirección de Educación Especial de ese entonces. Seleccione este plantel por cuanto fui Subdirectora del mismo desde junio del año 2000 hasta octubre de 2009, momento en que se hizo efectiva mi jubilación.       Antes de proseguir, creo que es conveniente señalar qué se entiende por modalidad educativa. De acuerdo al Artículo 26 de la Ley Orgánica de Educación (LOE, 2009) las modalidades son:


…variantes educativas para la atención de las personas que por sus características y condiciones específicas de su desarrollo integral, cultural, étnico, lingüístico y otras, requieren adaptaciones curriculares de forma permanente o temporal con el fin de responder a las exigencias de los diferentes niveles educativos. 

(…)
La duración, requisitos, certificados y títulos de las modalidades del Sistema Educativo estarán definidos en la ley especial de educación básica y de educación universitaria.” (el subrayado es mío. Hasta la fecha no existe en la Asamblea Nacional ningún anteproyecto de estas leyes para su discusión).

    Ahora bien, el objetivo fundamental de la institución es brindar atención educativa integral a niños, niñas y jóvenes en condición de compromiso para la integración cognitiva (comúnmente referida con retardo mental o discapacidad intelectual), con edades comprendidas entre los 3 y 15 años. Si bien el plantel está ubicado en la urbanización Los Chaguaramos, un porcentaje significativo de los alumnos son integrantes de familias de escasos ingresos y recursos socioeconómicos, que habitan los sectores populares de la zona sur del área metropolitana de Caracas: parroquias  El Valle, Coche,  Santa Rosalía y el municipio  Baruta, por cuanto este último no cuenta con planteles oficiales de la modalidad.

Desde el mes de septiembre de 2007, el plantel fue incorporado al programa de “Educación Bolivariana”, lo que trajo como consecuencias cambios cualitativos en su funcionamiento general entre los cuales destacan: (a) el horario integral de 8 horas; (b) la incorporación del programa “Simoncito” para la población de niños y niñas de 3 a 8 años de edad cronológica y  (c) la incorporación del programa “PAE”, mediante el cual se garantiza la atención alimentaria de los alumnos de lunes a viernes (desayuno, almuerzo y merienda), preparada en la institución por las madres procesadoras. Cabe destacar que la incorporación de este programa constituye una gran fortaleza para el plantel, debido a las limitaciones y carencias económicas de la población atendida.
     Por otra parte, el modelo de gestión y administración del plantel se ha venido desarrollando con una visión proactiva, desde el compromiso y la acción participativa colectiva, sustentados en los valores acordados por todo el personal. Por otra parte, e trabajo se realiza fundamentalmente en colectivo, a través de comisiones de trabajo, el equipo interdisciplinario, la contraloría social escolar, la asociación civil, la asamblea o consejo general de docentes con la participación de todo el personal, la asamblea general de madres, padres, representantes y familia. Todas estas instancias participan activamente desde el año 2005 en la elaboración del "Proyecto Educativo Integral Comunitario" (PEIC), plan rector que guía el quehacer de la institución, las normas de convivencia, los proyectos de aprendizaje, entre otros.

¿Cómo enfrenta la institución los principales retos y demandas de la población que atiende?
     Para poder dar respuesta a esta interrogante es importante hacer una breve referencia a que se planteaba en la modalidad de Educación Especial, antes de la aprobación de la LOE en el 2009.
      En 1997, la Dirección de Educación Especial del antes denominado Ministerio de Educación, aprobó una serie de documentos de conceptualización de las áreas y programas de atención establecidas para ese entonces, entre las cuales estaba el documento de “Política y Conceptualización del área de Retardo Mental”, en el cual se propone una nueva concepción de educación enmarcada en el “Modelo de Atención Educativa Integral” desde la visión humanista de la persona, su educación, su formación laboral, siempre en relación con su entorno, con la finalidad de su integración plena a la sociedad. Entre los postulados más importantes de este modelo destacan:
1. la concepción holística, biopsicosocial del alumno/a;
2. la visión interdisciplinaria de la atención educativa;
3. el proceso de enseñanza-aprendizaje basado en la teoría del constructivismo histórico cultural, en la que debe hacerse énfasis en las potencialidades de la persona, más que sus limitaciones;
4. un aprendizaje sustentado pedagógicamente en los currículos de Educación Inicial y Educación Básica (ahora Educación Primaria), tomando en cuenta el perfil evolutivo o de desarrollo individual de cada persona, realizando las adaptaciones curriculares a que haya lugar en cuanto a recursos, estrategias, etc.;
5. incorporación de la familia para que asuma una participación activa y corresponsable en el proceso de atención educativa integral de sus hijos.

            Sin embargo, en Noviembre de 2011 el Viceministerio  de Desarrollo para la Integración de la Educación Bolivariana y la Dirección de Educación Especial del MPPE, elaboran el documento: La modalidad de Educación Especial en el marco de la Educación Bolivariana,  en el cual se plantea  una reforma de corte técnico-administrativo (eliminando unidades operativas y servicios de atención educativa para las personas con necesidades educativas especiales), sin un soporte teórico-conceptual que lo fundamente y mucho menos sin una evaluación previa de lo que tenemos hoy en el país en materia de  educación especial.
       Dicho documento fue objeto de críticas  por parte de muchos sectores de la modalidad (en este link se presenta tan solo un ejemplo de ello). Sin embargo, a pesar de las críticas y protestas se implanta la reforma y en la actualidad se establece  “Un cambio en las categorías y terminología con que se designan a las personas con “necesidades educativas especiales” y “personas con discapacidad” (como está establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, las leyes del país y  en los convenios suscritos con organizaciones internacionales como la Unesco, La Unicef, la OMS, la OIT), por el término persona con “Diversidad Funcional”, este cambio asumido por el MPPEB se hizo sin fundamento legal, conceptual y teórico, de manera inconsulta,  impuesto, sin abrir la discusión al respecto. "Se presume que  esta denominación “Diversidad Funcional” fue tomada de materiales bibliográficos publicados por el movimiento español  “Foro de Vida” (Hernández, 2012)
            Asimismo se introducen cambios en las instancias nacional y zonal, y en lo que respecta a los Institutos de Educación Especial se transforman en “Escuelas de educación primaria bolivariana para la diversidad funcional”. De esta manera, a partir del presente año escolar (2012-2013), en el plantel seleccionado se "asume" el modelo propuesto por la MPPE sin que haya existido un proceso de "inducción" previo con el personal técnico-docente, el cual desconoce los cambios que se proponen y las implicaciones que conlleva   la categoría de "Diversidad Funcional" que se pretende adoptar.
     Ante esto surge una gran incertidumbre  acerca de cómo se prepara a la población estudiantil para los retos futuros, por cuanto la reforma propuesta por el MPPE no establece los lineamientos para la atención de la población con compromiso cognitivo, quedando al laissez faire la complementación del modelo. 
  De esta manera,  en la actualidad el personal se encuentra llevando a cabo las adaptaciones curriculares de los programas de 1o. a 6to. grado del Currículo del Subsistema de Educación Primaria Bolivariana, el cual sólo se aplica en las escuelas bolivarianas por cuanto el resto de los planteles sigue desarrollando el Currículo Básico Nacional aprobado en 1999. Asimismo, los alumnos se ubican de 1º a 6o.  grado sin que existan criterios pedagógicos para ello,   debido a que  los docentes aún se encuentran en proceso de análisis de los programas de los respectivos grados.
    Por otra parte,  en la actualidad el  equipo interdisciplinario quedó desarticulado a raíz de la jubilación de parte del personal técnico (trabajadoras sociales y terapista del lenguaje), ocurrida en octubre de 2009. En la actualidad, el plantel cuenta con el siguiente personal: director y subdirector (encargados), docentes especialistas, auxiliares de aula, psicólogo, oficinista y personal obrero.
     Cabe destacar que los cambios impuestos desde el nivel central responden a un proyecto político de país, y en lo que respecta a la modalidad de Educación Especial, responde  al modelo cubano de la década de los sesenta. Por otra parte,  se establecen cambios en las instancias nacional y zonal de la educación especial del MPPE  como si el problema fuera de estructura. La existente en la  actualidad pudiera ser operativa,  si los funcionarios que fungen como autoridades abandonan el burocratismo con el que asumen la administración de la educación. No cabe duda de que  el cambio por otra estructura (que seguramente seguirá teniendo  autoridades burocráticas e inoperantes)   no tiene sentido si las autoridades del MPPE no toman conciencia de la enorme responsabilidad que tienen en sus manos y asumen la debida planificación, administración, ejecución y supervisión de la política y conceptualización de educación especial que ya existe en el deber ser.




1 comentarios:

Matteo Marcantognini Palacios dijo...

Excelente Análisis Situacional: el burocratismo y los docentes con cierta brecha digital, atrasan la consecución de un clamor que siento y observo en todos los jóvenes estudiantes, que están en todo y me están conduciendo a adoptar los recursos digitales, especialmente las herramientas de gestión de contenido. Te seguiré leyendo, dado que en tu área denotas un notable desarrollo competencial que por supuesto se ve que se erige desde la experiencia profesional :-)

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.